Noticias de Madrid

Díaz Ayuso llega a su ansiada investidura cuestionada por sus supuestos vínculos con Avalmadrid y Púnica

PABLO RODERO

La candidata popular a la presidencia de la Comunida de Madrid, Isabel Díaz Ayuso

El gran día de Isabel Díaz Ayuso por fin ha llegado. 80 días después de las elecciones autonómicas en las que el Partido Popular obtuvo el peor resultado de su historia en Madrid, su candidata logrará por fin ser investida presidenta de la Comunidad.

Tras una larga y tediosa negociación en la que Ayuso hizo de mediadora entre las dos formaciones que apoyarán este miércoles su investidura, Ciudadanos y Vox, el pleno se ha visto postergado hasta tener que celebrarse en plenas vacaciones estivales.

Si arrastrar la investidura a mediados de agosto fue en algún momento una estrategia para que el siempre incómodo pacto con Vox -especialmente para Ciudadanos- no contara con demasiada atención mediática, el plan ha sido un completo fracaso. A la futura presidenta autonómica le han crecido los enanos en los últimos días, justo antes de su investidura.

La semana pasada se publicaron informaciones que han vinculado a su padre con un posible trato de favor por parte de la empresa semipública Avalmadrid a la hora de obtener un préstamo, la Fiscalía Anticorrupción ha solicitado la imputación de su gran valedora en el PP, Esperanza Aguirre, y ella misma ha aparecido en el sumario de la trama Púnica.

Ciudadanos apoya, pero advierte a Ayuso

Ayuso salió en su defensa en una entrevista publicada el pasado sábado en El Mundo en la que aseguraba que se estaba intentando dañar su honor. “Nunca he formado parte de ningún engranaje. Ni de la corrupción ni de nada. Ningún juez me ha llamado siquiera a declarar”, aseguró Ayuso, que volvió a insistir en que, durante su época en el equipo de Aguirre solo mantuvo un “perfil técnico”.

Este lunes, Ciudadanos, su futuro socio de coalición en Madrid, advirtió a Ayuso, por medio de su portavoz adjunto en la Asamblea, César Zafra, de que la formación naranja no iba a “tener problema en actuar en consecuencia” si un proceso judicial dictamina “cualquier tipo de responsabilidad”.

“No puede haber imputados en ningún gobierno donde esté Ciudadanos”, declaró Zafra, que, sin embargo, echó también un capote a Ayuso afirmando que, con la presión sobre ella, existe “un interés por parte de algunos partidos por intentar conseguir un foco mediático que no han conseguido”.

Más Madrid, la formación encabezada por Íñigo Errejón en la asamblea, ha sido quien ha asumido en mayor medida la ofensiva contra Ayuso en los últimos días. Errejón convocó el jueves pasado al resto de partidos a una “reunión de emergencia para explorar vías alternativas de un gobierno mínimo de regeneración”.

“Una maniobra de la izquierda”

La convocatoria no tuvo, como era de esperar, ningún éxito y se quedó como el penúltimo gesto de un Errejón que ha sido el más activo a la hora de buscar opciones alternativas al gobierno de Ayuso desde el día después de la cita electoral, reclamando infructuosamente a Ciudadanos que diera su apoyo a una candidatura del socialista Ángel Gabilondo.

Este lunes, el cofundador de Podemos lanzó otro dardo a la formación naranja diciendo que Ayuso “será elegida con los votos de quienes venían a regenerar, pero una prórroga no detiene la descomposición”.

Desde el PSOE tampoco hubo respuesta a la propuesta de Errejón, aunque Gabilondo abrió el viernes la puerta a apoyar la creación de una comisión de investigación sobre una de las polémicas que rodeó a Ayuso durante la semana, una propuesta realizada previamente por Unidas Podemos. “Tenemos la voluntad de llegar hasta el final para saber qué ha ocurrido con Avalmadrid”, afirmó Gabilondo en una entrevista radiofónica.

La portavoz de Vox, Rocío Monasterio, que a pesar de haber sido la protagonista de las negociaciones ha pasado a un segundo plano en los últimos días, precisamente cuando su apoyo será la clave para la investidura de Ayuso, se ha mostrado mucho más benévola con la futura presidenta.

Este lunes, Monasterio dijo respetar la presunción de inocencia de Ayuso y consideró que las acusaciones y el ruido mediático en torno a la candidata popular son “más bien una maniobra de la izquierda para sembrar dudas” sobre una investidura que dará inicio a una legislatura en la que “van a tener muy poco que decir”.

Source: Madrid Directo Comunidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *