Noticias de Madrid

La Comunidad de Madrid construirá 22 centros de salud en nuevos barrios con falta de médicos

Los vecinos de Las Tablas o Montecarmelo, en el norte de Madrid, llevan años peleando por un centro de salud que no llega a ser una realidad. Son dos ejemplos de desarrollos urbanísticos que han visto cómo incrementaba su número de habitantes en los últimos años mientras se retrasaban sus servicios básicos. Sin embargo, la Comunidad se ha propuesto revertir la situación. Al menos, en cuanto Atención Primaria se refiere.

Según anunció en la sesión plenaria acontecida ayer en Vallecas el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, el Ejecutivo regional prevé construir un total de 22 nuevos centros de salud en barrios en pleno desarrollo o en zonas donde la población ha aumentado de tal forma que los ya existentes se han quedado pequeños. Además de los ya mencionados, otros lugares beneficiados serán barrios como Valdebebas, Dehesa Vieja (San Sebastián de los Reyes) o el Ensanche Sur de Alcorcón.

«La Atención Primaria es una prioridad para nosotros porque es el ámbito asistencial más próximo, el que más frecuenta la población y un elemento clave para la estabilidad del sistema sanitario», declaró Escudero, que enmarcó estas nuevas construcciones en el Plan de Inversiones de Atención Primaria 2020-2024.

El proyecto, en el que la Consejería lleva meses trabajando, también prevé la reforma de siete centros sanitarios y la sustitución de aquellos ambulatorios «con problemas» irresolubles, como la falta de espacio o de accesibilidad. En total, se construirán otros 26 que dejarán sin uso a los de Arroyomolinos, Sevilla la Nueva o Villaviciosa de Odón, entre otros. «El plan nos va a permitir, de manera ordenada y planificada, atender las necesidades en materia de infraestructuras en los cuatro años y ofrecer un servicio más accesible y orientado a los pacientes», aseguró el consejero, que también detalló que las obras se realizarán en función de su importancia. Para ordenar los centros que sustituirán a los que están obsoletos se ha tenido en cuenta si el número de consultas es insuficiente, la imposibilidad de ubicar unidades asistenciales necesarias, que no cuenten con iluminación natural o el tamaño de sus salas de espera.

Respecto a los nuevos centros, Sanidad ha llevado a cabo estudios para detectar si los vecinos tienen problemas para acceder a su ambulatorio asignado, si hay «problemas asistenciales de sobrecarga» o si los médicos han visto aumentado su ratio de pacientes.

Eso sí, este orden no será inamovible. «Periódicamente se revisarán todas las actuaciones de manera que, si existe alguna circunstancia que haga perentoria la actuación que sea, se variará la prioridad», declaró Escudero que se apresuró en admitir que varios de los centros prometidos ya estaban previstos en el Plan de Inversiones de la pasada legislatura.

Estos retrasos los achacó a las dificultades de coordinación entre las administraciones intervinientes (Comunidad y ayuntamientos) para hacer efectiva la cesión de parcelas y en los procesos de licitación y ejecución de la obra, que suponen una tardanza media de seis meses cada uno.

Sin embargo, esas justificaciones no fueron suficientes para la oposición. «Este plan no es nuevo, es una forma de darles más tiempo para que puedan llevar a cabo lo que no han hecho en años anteriores», aseguró la diputada de Unidas Podemos, Vanessa Lillo, que destacó que el actual plan «es una prórroga del anterior». Con argumentos similares subió a la tribuna Mónica García, de Más Madrid, que puso como ejemplo la «poca» ejecución de los centros de «alta prioridad» del anterior plan: solo dos de los ocho que se consideraron así han comenzado los trámites para construirse. «Y eso que tienen a muchos médicos trabajando en despachos sin ventanas o prefabricados viendo más de 60 pacientes al día», destacó la parlamentaria.

Por su parte, el diputado socialista José Manuel Freire sembró dudas sobre la ejecución del proyecto por la supuesta insuficiencia presupuestaria del Ejecutivo. «No tiene dinero, tiene una consejería intervenida», afeó al consejero ‘popular’, que destacó que el importe destinado a Atención Primaria ascendió a 1.979 millones en 2019, de los cuales 24 se dedicaron a inversiones. Este nivel se deberá mantener hasta 2024 para llevar a cabo el plan que, según aseguraron fuentes de Sanidad, cuenta con un presupuesto total de 100 millones.

Source: Madrid Directo Comunidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *