Noticias de Madrid

Las urgencias de hospitales madrileños afrontan ya "colapsadas" los días más difíciles por la crisis del coronavirus

La Comunidad de Madrid es la región española más afectada por la pandemia del coronavirus con casi 2.000 muertos y más de 14,500 personas contagiadas. El Gobierno ya avisó de que esta semana sería las más difícil que ha vivido la población desde que se decretó el estado de alarma debido a que se está llegando al pico máximo de la enfermedad,

El propio director del Centro de Coordinación de Emergencias y Alertas Sanitarias, Fernando Simón, ha reiterado este miércoles en su comparecencia diaria que vivimos en la semana «dura» del contagio.

Esta situación es especialmente complicada para los profesionales sanitarios que están combatiendo en primera línea de batalla al COVID-19 en las urgencias de los hospitales madrileños, donde a diario reciben a cientos de pacientes infectados.

Distintos sindicatos sanitarios han denunciado a 20minutos que médicos, enfemeras y auxiliares, entre otros, tienen que afrontar los momentos más complicados de la pandemia con recursos materiales y humanos que insuficientes en un servicio que se encuentra ya «colapsado» en todos los centros hospitalarios, aunque hay algunos en peor situación, como el Hospital Infanta Sofía de San Sebastián de los Reyes, el Príncipe de Asturias de Alcalá, el Severo Ochoa de Leganés o La Paz y el Ramón y Cajal de la ciudad de Madrid.

«La cruda realidad es que las urgencias de los hospitales madrileños se encuentran colapsadas y sobrepasadas. Se han convertido en la puerta de entrada a los centros hospitalarios y en un monográfico del COVID-19. Y lo peor es que la situación es más grave porque cada día hay más afectados», explica Julián Ezquerra, secretario general del sindicato médico AMYTS,

Esquerra valora positivamente la habilitación del recinto de Ifema para acoger pacientes, aunque cree que en estos momentos es insuficiente para aliviar la saturación de las urgencias debido a que de momento solo van allí «personas con síntomas leves o moderados» y lo están haciendo «con cuentagotas». Además, ha afirmado que las instalaciones aún «no están montadas al completo pese a que irán cogiendo cuerpo en los próximos días».

«En muchos casos el colapso es tal que es imposible establecer la distancia mÍnima de un metro entre paciente y paciente», cuenta Jesús García Ramos, portavoz del sindicato de enfermería SATSE. «Creemos que se mantendrá dicha sobrecarga por contagio entre ellos, ya que cada vez quedan menos recursos para habilitar», añade.

Y denuncia: «Seguimos sin equipos de protección (mascarillas, guantes…) en algunos casos; en otros son insuficientes o se han obtenido por donaciones o compra de los propios profesionales. Profesionales muchos de ellos pendientes del resultado de pruebas y otros trabajando con sintomas»

Julián Ordóñez, secretario de Sanidad de la Federación de Empleados de Servicios Públicos (FESP-UGT) de Madrid., asegura que «los centros con las urgencias en peores condiciones son los hospitales de Alcalá y el Severo Ochoa«. «Esperemos que estos dos centros mejoren con los anunciados hospitales de campaña, pero eso es algo por ver», agrega.

«La situación en los próximos días dependerá mucho de la evolución de la epidemia y de cómo responda a las medidas de confinamiento. Cuanto más baje la presión en los centros, de nuevos pacientes diagnosticados con sintomatología severa, la evolución ser a mejor y el sistema se irá recuperando. Lo importante ahora, como desde el principio, es proteger a nuestros profesionales, algo que todavía tiene mucho que mejorar», concluye.

Source: Madrid Directo Comunidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *