Noticias de Madrid

Madrid Río se ampliará tras cubrir el último tramo de M-30: así será el proyecto

El Gobierno municipal aprobará este jueves en Junta el nuevo proyecto para cubrir la M-30 a su paso por el solar donde se levantaba el estadio Vicente Calderón. Un proyecto que, en palabras del alcalde, «no supondrá un gasto público sino una inversión para el mejor futuro de la ciudad».

Esto se traduce en la construcción de un túnel que, por una parte, devolverá la normalidad a los coches en sus trayectos habituales por la M-30 y, por otra, permitirá ampliar el parque de Madrid Río, que hasta ahora estaba dividido por el campo del Atlético.

La primera fase correrá a cargo del área de Obras y Equipamientos, que comenzará a construir la estructura de hormigón a mediados de este año –una vez licitado el proyecto– para culminarla en 20 meses. Es decir, si se cumplen con los plazos previstos, la cubrición de dicho tramo estará lista en mayo de 2023. Para ello, se destinarán 69 millones de euros.

Así, con esta nueva estructura, los vehículos volverán a circular por la M-30, como hacían antes de los desvíos ocasionados por el derribo de la tribuna del estadio. Volverán por esta autopista, al mismo nivel que el resto de sus tramos, solo que tendrán por encima una nueva estructura.

Durante el tiempo que duren las obras, se mantendrá la circulación de la M-30 por el desvío provisional, que será demolido una vez finalicen los trabajos. De ahí que el alcalde pida paciencia a los ciudadanos que se puedan ver afectados por la movilidad aunque, asegura, no serán significativas. «Solo habrá cortes puntuales de noche en las zonas de cubierta próximas a las actuales bocas del túnel para realizar los trabajos», explica Martínez-Almeida.

La segunda fase comenzará una vez que haya finalizado la primera, es decir, a partir de 2023. Los gastos correrán a cargo de la Junta de Compensación del desarrollo Mahou-Vicente Calderón, que destinará más de 12 millones de euros a la ampliación de Madrid Río. Lo harán sobre la nueva estructura de hormigón, de tal manera que los coches quedarán ocultos por la vegetación. Y es que el proyecto de forestación planea la plantación de unos 3.000 árboles en un plazo de 10 meses. Para ello se seguirán los mismos criterios del paisaje y del diseño de Madrid Río. A partir de 2024 los transeúntes disfrutarán de más espacio verde al tiempo que los conductores se ahorran tiempo al volante.

La estructura del túnel estará formada por una estructura de 620 metros de longitud y 40 metros de anchura. Unos pilotes soportarán las vigas. En el interior del túnel se formarán entre cinco y seis carriles para circular. El proyecto mantiene el trazado actual de la M-30, que une las dos bocas del túnel existente. Así se permite la entrada desde la calle San Epifanio. Además del túnel, habrá cuartos técnicos con instalaciones de ventilación, transformadores de energía eléctrica y escaleras de emergencia.

La fachada del túnel que da al río contará con tres miradores. Serán de granito para dar «continuidad» al túnel. Estos balcones penderán sobre el cauce «para generar nuevas perspectivas del parque», señalan las fuentes. Además, bajo el mirador habrá un talud verde con árboles y vegetación que se integrarán con el paisaje del entorno.

Source: Madrid Directo Comunidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *