Noticias de Madrid

La preparación al parto se apunta al Zoom por la Covid: Madrid ha impartido clases a 18.000 mujeres desde 2020

El estallido de la pandemia de coronavirus, a principios de marzo de 2020, frenó en seco las actividades docentes y formativas. Empezó entonces una carrera contrarreloj para poder adaptar las clases al entorno digital. En colegios, institutos y universidades las aplicaciones Zoom, Teams o Skype pasaron a ser un elemento tan esencial como el temario. Esta reconversión también fue obligada en la educación para la salud, aunque sea menos conocido.

Miles de mujeres de la Comunidad de Madrid estaban asistiendo a clases de preparación al parto cuando se dictó el confinamiento generalizado de la población. ¿Cómo se iban a quedar todas esas mujeres sin una formación tan esencial? ¿Quién iba a resolver todas su dudas? Estas, y otras muchas, son preguntas que se hizo Esther Martín, matrona del Centro de Salud Los Alpes, situado en la capital.

La iniciativa de esta profesional y de otras compañeras hizo posible que se organizaran grupos de educación online mediante Zoom apenas un mes después del estallido de la pandemia. Una adaptación que en otras circunstancias habría llevado un largo tiempo se hizo a velocidad exprés. «Es una nueva forma de educación para la salud que ha llegado para quedarse», destaca Martín.

Según detallan fuentes de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, desde la primera ola de la pandemia han ofrecido sesiones online de educación maternal a cerca de 18.000 mujeres. Desde la primavera de 2020, las matronas de los centros de salud han trabajado con gestantes o con recién nacidos en 972 grupos de formación. Todos se han organizado en el marco de la Atención Primaria.

Hoy, los grupos son mixtos. La presencialidad volvió hace meses a los centros de salud y esto ha permitido que muchas embarazadas puedan asistir a las clases de preparación de forma presencial. Otras lo hacen por videoconferencia. «La flexibilidad es total», detalla Esther Martín. Hay madres que acuden a su formación, que consta de seis sesiones a razón de dos horas semanales, mientras sus parejas se conectan online porque lo conjugan mejor con sus horarios laborales. Las mujeres con embarazos de alto riesgo a las que han recomendado reposo también pueden seguir las clases desde casa. Igualmente, hay casos de gestantes que no quieren ir hasta su centro de salud para ahorrar el tiempo del desplazamiento y con encender el ordenador y abrir la aplicación ya están conectadas. Las posibilidades son cuantiosas.

«El modelo mixto es el que prefieren el 75% de los padres que acuden a formación maternal«, detalla Esther Martín citando una encuesta interna del servicio madrileño de salud y que revela que la flexibilidad es una de las circunstancias más valoradas en este ámbito.

Los grupos de crianza, que se hacen una vez que el bebé ya ha nacido, también se han adaptado a los nuevos tiempos de pantallas, videoconferencias y videollamadas, aunque si la situación asistencial va mejorando, lo previsible es que vuelvan a ser presenciales y se implante también un modelo mixto.

Las mujeres que asistieron online a las clases de educación maternal, detalla la matrona, «sintieron la cercanía de las profesionales a través de la pantalla». La adaptación ha sido «compleja», confiesa, pero «la motivación» por su trabajo «supera» con creces los inconvenientes que van surgiendo y le ayuda a solventarlos.

Source: Madrid Directo Comunidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *